El cambio climático vuelve locos a los jardineros de los Países Bajos

El incremento de las temperaturas derivado del cambio de tiempo ha obligado a los responsables del parque de Keukenhof, el jardín botánico más renombrado de los Países Bajos, a alterar sus métodos de plantación. Para eludir floraciones precoces en meses invernales más cálidos de lo frecuente, los bulbos se ponen ahora en capas que afloran en diferentes fases. En los últimos tiempos, “hemos plantado asimismo un treinta por ciento más para asegurarnos de que toda la superficie está repleta de flores abiertas cuando llegue el público”, asegura Bart Siemerink, el directivo. Estrenado en mil novecientos cincuenta en la localidad de Lisse, al oeste del país, el parque suma treinta y dos hectáreas y recibe hasta un millón y medio de visitantes en apenas un par de meses (del veintiuno de marzo al diez de mayo). “Así que no podemos depender de unos picos del termómetro poco a poco más imprevisibles”, agrega.

Al cambio climático se agrega una serie de paquetes de viajes poco a poco más exigentes, que esperan hallar un jardín impecable y pleno de colorido donde poder hacerse el mejor selfi. “Entre octubre y diciembre, cuarenta jardineros plantan a mano 7 millones de bulbos, donados por los cultivadores y nuestros asociados, y nos hemos especializado. Lo mismo que las visitas. La plantación en lasaña, en capas, sirve a fin de que siempre y en toda circunstancia haya flores de diferentes tipos en su mejor instante, sobre todo tulipanes, que prosiguen siendo el mayor reclamo”, asegura el directivo. Inviernos parcialmente cálidos, como el presente, con temperaturas de hasta doce grados en ciertos instantes, y sobre un mes de febrero suave, pueden arruinar especies como los crocus, que florecen de los primeros. Esta planta, de la familia de las iridáceas, aguanta bien el frío, conque para eludir calvas en primavera en los parterres, el Keukenhof incluye ahora familias que pueden florecer en el mes de mayo, “y aseguran el colorido y calidad hasta el final”. El día de la apertura va a haber jacintos, lis, rosas, narcisos, claveles y también iris, entre otros muchos.

Cambio climatico Paises Bajos

Las datas de acceso al parque se publican con un par de años de antelación para dar tiempo a las agencias de viajes a organizarse, mas el cambio climático asimismo ha influido. Este año, por poner un ejemplo, va a cerrar una semana ya antes que en dos mil diecinueve. Y hay otro factor a tener en cuenta: la administración del turismo. Aunque el veinte por ciento de los visitantes son neerlandeses, el cuarenta por ciento procede del resto de Europa, y el resto de E.U., China o bien Rusia, y en dos mil diecinueve las colas de acceso provocaron grandes atascos. Hubo días de buen tiempo, y los responsables del parque recomendaron a los conductores que evitaran la zona pues llegó a haber hasta doscientos personas tratando de llegar al Keukenhof al tiempo. Con un tema floral anual, el de dos mil veinte es Colores del Planeta, y la pieza primordial de la muestra botánica consiste en un mosaico de cincuenta metros cuadrados formado por cincuenta.000 bulbos de tulipán.