Un nuevo tratamiento con ozono ya evita las cirugías de columna

El ozono (O3) es un gas inestable y es uno de los agentes oxidantes más fuertes de que dispone el hombre (primordialmente conocido por su rol interviniente en el equilibrio ecológico de la tierra, al filtrar una gran parte de las radiaciones ultravioletas que proceden del sol). Ahora, ¿cuáles son sus propiedades medicinales?

El doctor Gabriel Calle es médico especialista en Neurocirugía y explicó a Infobae.com que «el ozono es un gas que se forma por oxígeno y tiene propiedades, antiinflamatorias, calmantes, aparte de actuar como inmunomodulador, revitalizante, regulador del metabolismo y prosperar el flujo sanguíneo».

Debido a sus propiedades asépticas y desodorizantes, el gas fue empleado por la industria para la potabilización de las aguas y en los mataderos de ganado.

En el campo médico, los primeros usos fueron reportados en mil ochocientos setenta y ocho, en Australia, para el tratamiento de la escarlatina y la viruela.

Asimismo fue empleado para la sanación de heridas inficionadas y también infecciones por gérmenes anaerobios, por el ejército alemán, a lo largo de la primera Guerra Mundial. Desde ese momento y hasta la fundación -en mil novecientos setenta y dos- de la Sociedad Médica Alemana del Ozono, fueron muchos los vanguardistas en la utilización de este gas y distintas las nosologías tratadas.

 162

El directivo general de Staff Espinal especificó que en nuestros días se conoce como ozonoterapia a una «técnica que se fundamenta en aplicación de ozono con fines terapéuticos y, puesto que es un factor orgánico, no tiene efectos colaterales».

El beneficio de este género de tratamiento, aparte de ser ligerísimamente invasivo, se encuentra en su cualidad de «ambulatorio».

«La aplicación consiste en inyecciones en los lugares de dolor o bien por sangre, a través de transfusiones», especificó Calle, quien aclaró que la metodología empleada va a depender «del objetivo del tratamiento; si se quiere tratar un dolor local se utilizarán inyecciones, al tiempo que para dolores extendidos (como ocurre en artrosis) se va a aplicar por sangre».

Consultado sobre cuáles son las ventajas en los inconvenientes espinales, el profesional recalcó que «esencialmente en terapias de columna, en las hernias de disco tiene una eficiencia significativa».

La terapia con ozono está indicada para «nosologías de dolor, enfermedades inmunológicas, circulatorias y perturbaciones en el flujo sanguíneo, aparte de para dermatología».

Sobre su carácter de exclusividad ?o no- en el tratamiento de las afecciones que trata, Calle afirmó que la técnica «puede ser complementaria de otras o bien definitiva; en el tratamiento de hernias de disco suplanta la cirugía en el noventa por ciento de los casos». Y agregó: «Se aplica una inyección en el disco y después se complementa con sesiones localizadas».

La ozonoterapia no es una medicina no tradicional sino es considerada una medicina natural. Sobre la base de todos y cada uno de los conocimientos que requiere la aplicación del gas, se instrumentan los tratamientos con ozono, con independencia de la utilización de medicamentos concretos. Desde este punto de vista, la ozonoterapia no tiene consecuencias colaterales con otros tratamientos. No compite, sino más bien es azarosa a cualquier otra aplicación médica.

El beneficio del tratamiento ambulatorio se encuentra en que el paciente no debe hacer reposo y «puede regresar a su vida después de la sesión».

De esta forma ?prosiguió Calle- «la tendencia mundial es a solucionar inconvenientes que ya antes requerían cirugía con estas técnicas». Y resaltó que «en el caso de enfermedades como la artritis ?el tratamiento es de alta eficiencia y evita el suministro de drogas pesadas, como los corticoides».