Barra de chicas: las bartenders ganan terreno en el mundo de la coctelería

Ellas comienzan a sonar cada vez con más fuerza en los bares del planeta. Ivy Mix, Pamela Wiznitzer y Carina Soto Velásquez son 3 grandes referentes de esta disciplina que fueron convocadas para ser jurado de la competencia mundial Bacardí Legacy Cocktail Competition en Urbe de México. Estuvimos ahí y charlamos sobre el cosmos femenino en la coctelería.

Supieron hacerse un sitio en un planeta absolutamente masculino, cuestionaron los ordenes y se metieron de lleno a trabajar de lo que más les gustaba: preparar cócteles.

Superaron acosos, faltas de respeto, prejuicios y discriminación de género –por una parte de sus jefes, colegas y clientes–, mas ninguna de estas contrariedades frenó sus ambiciones.

La colombiana Carina Soto Velásquez y las norteamericanas Ivy Mix y Pamela Wiznitzer cuentan con múltiples factores en común: son barman reconocidas a nivel del mundo por haber hecho un curso de cocteleria, aman la noche y los tragos, son amigas, activistas en la lucha feminista, y tienen treinta y pocos años.

Además de esto, las 3 supieron transformar su pasión en negocio y hoy en día son dueñas de diferentes emprendimientos: Ivy de Historia de leyenda Brookling Coctelería; Pamela de Seamstress Restorán & Bar en Manhattan y Carina creó una cadena que hasta el momento tiene 5 bares en la ciudad de París.Pamela Wiznitze

Convocadas por la marca premium de ron Bacardí para ser jurados en el Bacardí Legacy Global Cocktail Competition –uno de los primordiales concursos de coctelería a nivel mundial– coincidieron en la Urbe de México, y Para Ti aprovechó para charlar con ellas sobre el sitio de la mujer en la coctelería mundial.

GIRL POWER. Uno de los primeros trabajos de Ivy Mix fue como mesera en un bar de Brooklyn, donde conoció el planeta de la coctelería y se enamoró. “Cuando le pregunté a mi jefe si podía trabajar tras la barra, me afirmó que no por el hecho de que era una mesera”, cuenta la ganadora del concurso Semejantes of the Cocktail, premiada como “barman del año” en dos mil quince.

Ivy prosiguió persiguiendo su objetivo y no solo logró trabajar como barman, sino en dos mil once creó Speed Rack, una plataforma donde las mujeres pueden enseñar su trabajo y ser contratadas.

“Hay que sacarse el sombrero con los concursantes del Bacardí Legacy pues participar requiere trabajar tras tu trabajo, y la mayor parte prefiere cuidar sus puestos”, añade Carina Soto Velásquez, ganadora en dos mil ocho del premio por su receta original en la competencia nacional de coctelería de Francia Les Trophées du Bar.

Merced a esa experiencia a Carina se le abrieron muchas puertas en la industria y años después pudo fundar al lado de su marido Quixotic Projects, que cuenta con 4 lugares: Candelaria, Glass, Le Mary Celeste y Hero.

Otro de los motivos por los que las mujeres escogen no participar de estos concursos, conforme Carina, es que son “muy intimidantes”. “La mayor parte de los jurados, los participantes y el público son hombres, de ahí que tiende a ser más tenso para la mujer”, afirma Carina, que en todos y cada competencia en la que la llaman para ser jurado se asegura de no ser la única cara femenina.

SENTIDO DEL GUSTO. En lo que se refiere a la productividad, hombres y mujeres llegan precisamente a exactamente los mismos resultados cuando preparan un trago. Mas hay una pequeña diferencia entre los dos y es el sentido del gusto.

“Está a nivel científico comprobado que las mujeres contamos con más papilas gustativas, con lo que al instante de preparar tragos y probarlos tenemos otra sensibilidad. Además de esto, relacionamos de forma directa el sabor con un recuerdo sensible”, asegura Pam Wiznitzer.

Para Carina esta diferencia se ve mucho en las cartas de los bares: “A las mujeres les agrada mucho trabajar con cócteles muy pronunciados, muy elegantes mas fuertes”. “El hombre debe comenzar a hacerle el sitio a la mujer y saber que no se lo va a eliminar, sino lo va a complementar”, concluye Carina.

Sin dudas, la coctelería –al igual que en otros muchos campos laborales– no está extraña a los cambios culturales y sociales. Las mujeres poco a poco comienzan a redactar un nuevo capítulo y traen otros aportes. Descubrirlos va a ser, probablemente, lo más interesante para esta disciplina y para sus seguidores.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *