Qué es el merchandising

Qué es el merchandising

Si no sabes qué es el merchandising, no pierdas el tiempo buscándolo en el Diccionario de la R.A.E., la Real Academia Española, puesto que no lo encontrarás. Se trata de un término anglosajón y que por su terminación en “ing”, sabemos que en el significado implícito de la palabra hay un incesante movimiento. En éste caso, y hablando de marketing, se trata de un movimiento del producto cara el consumidor. Del movimiento que padecen los productos en el lugar de venta para incentivar su venta concretamente.
Definición de merchandising

Investigando por Internet encontrarás más de una definición de merchandising. Ciertas de estas definiciones son bastante dispares entre sí, mas todas tienen algo en común que nos señalan que es el merchandising. Y es ahí donde reside la esencia del término de merchandising. Son los “4 términos” que no deben faltar en la definición de merchandising y que veremos a continuación. Antes de seguir, solo decir que merchandising es la contracción de las palabras “merchandise” (entendido en esta definición como “producto”) y la terminación “ing”, que del inglés traducimos en “movimiento” o “acción de mover”. También decir que la transcripción literal del términos, es decir merchandaising es completamente equivocada.

El merchandising trata de todos aquellos procesos o bien técnicas con las que se busca fomentar las ventas de un producto a través de su presentación. De su situación, colocación y/o localización. En definitiva del emplazamiento estratégico de los productos en el punto de venta que, en función de ser “una u otra”, afectan a las ventas de cada uno de ellos puesto que se incita a la adquisición por impulso, a la recordación y otros aspectos que afectan a la decisión de compra del consumidor. La definición de merchandising debe por ende incluir los términos “producto” + “lugar de venta” + “técnicas” + “aumento de ventas”. El término y significado del término se emplea, por consiguiente, muy frecuentemente en departamentos de marketing, equipos comerciales y en otras técnicas de comunicación integral sobre los que, hoy en día, el marketing es el eje empresarial.

En definitiva, cuando pensamos exactamente en qué es el merchandising, debemos de tener especial atención a todo lo que anima a una venta. Es decir, si ponemos un producto en un lineal, que el público puede localizar pero es el que debe buscar; estamos realizando una venta (demasiado) pasiva. Por contra, la definición de merchandising, y por ende las técnicas de marketing que competen a los profesionales encargados de fortalecer las ventas en el mismo lugar de venta, consisten en animar la presencia del producto para que sea más perceptible y más tentador a la adquisición. El ejemplo de merchandising más tradicional sería el de colocar un producto en el escaparate de una tienda. Con ello logramos mucha más visibilidad, por ejemplo de una prenda de ropa, que si está en los colgadores. En nutrición, que duda cabe, los productos que están cerca de las cajas, son muy visibles y fomentan la compra por impulso; uno de los aspectos definitivos a tomar en consideración en merchandising.

Hay muchas otras técnicas, como situar el producto en góndolas singulares, con letreros que apunten hacia ellos; incluso usando la megafonía o discurso hablado que hable solamente de ellos. A partir “de aquí”, los profesionales de merchandising deben ser los que, con su inventiva, utilicen otras vías ingeniosas a fin de que el público se vea motivado a la adquisición de los productos.
Con qué no debemos de confundir al merchandising, si bien asimismo afecta a la decisión de compra del consumidor

De manera frecuente se confunde al merchandising con los regalos empresariales que acostumbran a acompañar al producto, mas eso es sólo una pequeña una parte de lo que el término de merchandising engloba; pues si bien estimulan las ventas no afectan a la localización de un producto en el lugar de ventas que es de lo que hablamos en merchandising.

También se confunde la definición de trade marketing con merchandising. El primero, el trade marketing, son las acciones concebidas para ayudar al canal de venta a vender más. El merchandising, conforme lo dicho, es lo que este hace a fin de que ello se consiga pensadas, y ejecutadas, en el canal de venta. De todas formas, el significo de la palabra y su aplicación tienen mucho paralelismos con el trade marketing .
Factores a tomar en consideración y por qué razón un producto se vende más según el posicionamiento que ocupen en el lugar de venta

A la hora de hacer una acción de merchandising, son varios los factores que debemos tomar en consideración como el costo del producto, la calidad, la cantidad, el lugar y el momento. Como observamos, de un modo o bien otro, el merchandising “nos habla” de variables relacionadas con el producto, medibles, cuantificables, modificables, con unos cambios limitados y en los que el equipo humano debe tener singular atención a fin de que la colocación de determinados productos al lado de otros, y en espacios concretos, no afecte de forma negativa sino más bien todo lo contrario: que sugiera y motive una venta.

Se deben valorar en consecuencia, factores psicológicos con los que crear el ambiente idóneo en el que el comprador potencial va a estar más receptivo. Si bien son muchas las técnicas que existen de merchandising, y muchas son solo conocidas por cada comercio que sabe como hacer conectar a su público con el proceso de compra utilizando los espacios, productos, luces, etc.; vamos a explicar ahora algunas de las más efectivas y universalmente conocidas, que seguro que vemos diariamente y en la mayoría de los casos marchan.
Distinguimos entre dos géneros de merchandising, el exterior y el interior. En cuanto al exterior debemos tener en consideración los siguientes elementos:

Acceso. La entrada ha de ser estudiada también, puesto que debe ser fácil y animar a la gente a entrar al establecimiento.

Imagen. Es muy importante la primera impresión, ya sea decorando la testera, el logotipo o el cartel del comercio. Algo tan fácil como escoger correctamente los colores o las letras convenientes, puede hacernos ya una gran parte de la promoción y captación de clientes del servicio.

Escaparates. Es de más sabido que conforme lo que se nos muestre en ellos, decidiremos si merece la pena entrar o bien no, y sobre todo en señaladas datas como Navidad, los escaparates se vuelven verdaderas pantallas llenas de luces y colores, creando rivalidades entre los diferentes comercios creando un reclamo de atención y consecuente entrada de clientes. El escaparatismo y el Visual Merchandising son técnicas que, como nos señalaron en la agencia especializada el grupo Havas Media, CPM Expertus Field Marketing, produce “un flujo permanente de feedback cualitativo”.

En el momento de pensar en técnicas de merchandising interior, debemos valorar los siguientes aspectos:

Situación. La altura en la que se coloque el producto en los estantes es muy importante. Por esto, los productos que tengan una menor prioridad de adquiere siempre y en toda circunstancia se situarán a la altura de los ojos (lo que llamamos “puntos calientes”), para que los compradores sin buscarlos, se encuentren con esto y decidan si adquirirlos o bien no (se busca que si, evidentemente). Si pensamos en “supermercados” y en nuestras compras en ellos, los productos más demandados van a estar o al final del punto de venta , o bien bajo los productos menos demandados que están como decíamos en los “puntos calientes”.

La razón de no ocupar estos productos los “puntos calientes” es a que los buscaremos si o si…por lo que no es necesario que ocupen estas plazas; siendo para otros que “se debe calentar su venta”; e incitar al límite su adquiere. Otros, se ubican cerca de las cajas para sugerir su adquiere. Continuando con el ejemplos de los supermercados, también podemos ver a veces, grandes pilas de productos que llaman nuestra atención, lo que nos da la sensación de ser reales gangas (además de esto suelen serlo). El propósito de nuevo es llamar la atención para maximizar las ventas.

Lugares. En casi todas partes encontraremos publicidad que promocione nuevo artículos, en mástiles, góndolas, pasillos, stands, en carteles fijos en la pared, techo o aun en el suelo. Esto asimismo es merchandising, pues se trata de publicidad en ele lugar de venta, asimismo conocida bajo las siglas de PLV, cuyo significado y estrategias de colocación comercial tienen como objetivo lograr el incremento de ventas y rotación de productos.

Degustación. ¿Quién no se ha acercado a probar ese nuevo queso o chocolate que daban a probar en el supermercado? Suelen ser técnicas muy efectivas de lograr compradores, pues lo podemos probar en el instante y decantarnos entre las distintas opciones

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *