Río 2016: unas Leonas para el diván y con el recuerdo de la situación límite de Sydney 2000

RIO DE JANEIRO.- El apodo de ” Las Leonas” salió a la luz justamente de una situación límite como la que vive hoy el equipo. Durante Sydney 2000, el cuerpo técnico argentino confundió el sistema de competencia y cayó en la cuenta de que el seleccionado comenzaba la segunda etapa del certamen sin puntos, ya que no arrastraba las unidades obtenidas ante los equipos ya eliminados. A Gabriel Minadeo, que entonces era el asistente de Cachito Vigil, no le gusta la comparación entre aquellos Juegos y éstos.

“Nooooooo…. aquella situación fue peor, estábamos con cero puntos, derrotados, nos habíamos equivocado el sistema de torneo… Hoy está abierto, tenés los cuartos de final”, reflexiona Sergio Vigil, que retrocede en la memoria 16 años. “Aquella vez pasamos una instancia donde estábamos muertos. Desde ese momento, el equipo ganó ese fuego sagrado que no lo tienen todos los rivales. La Leona aparece cuando estamos en el fango, no con los triunfos. Seguramente, ese fuego aparecerá de nuevo”, promete.

Quizás los números no aprieten tanto como en 2000, donde se inició la leyenda con el brillo de la medalla plateada. La misión este sábado es superar -hasta incluso bastaría con empatar-, con la India, un oponente tan débil como Japón, al que la Argentina superó 4-0, en su única victoria. Y en caso de que el resultado sea satisfactorio, vendrá un casi seguro choque en cuartos de final con Holanda, dominador del Grupo A. Pero más que las estadísticas, lo preocupante es cómo opera la mente de las chicas en la máxima cita de este deporte.

Las jugadoras se frustran porque fallan repetidamente situaciones de gol desde el mismo arranque del partido. Y la angustia se ahonda cuando el oponente aprovecha esa ineficacia y factura en el área de Belén Succi. Así, el seleccionado se ve obligado a subir la cuesta una y otra vez. Sucedió de manera calcada en las tres derrotas: ante Estados Unidos (2-1), Gran Bretaña (3-2) y Australia (1-0). Lo peor viene cuando el equipo se desarticula por completo y comienzan las patriadas sin ton ni son. Aún con tantos pasajes de desconcierto, la Argentina pierde ajustadamente, no pasa papelones. Pero faltan voces de mando para un equipo de un promedio bajo de edad y sin tanta experiencia, pese a los recientes títulos de la World League y el Champions Trophy entre diciembre y junio pasado.

“No es confianza, tiene que ver con los nervios. A algunas chicas les están cayendo las fichas de dónde están paradas y se sienten más tensas al momento definir. Pero esto podía llegar a ocurrir en un equipo tan joven”, dice Minadeo. Belén Succi no quiere aferrarse a los trofeos levantados recientemente: “Yo sé que si no gano una World League o un Champions Trophy será el año que viene. Acá perdiste y tenés que esperar cuatro años. Y además no es fácil quedar en el seleccionado. Por eso los Juegos Olímpicos generan tanta presión a cualquier atleta”, advierte.

Es un momento para hacerse cargo. Para comprometerse y revalidar esa idea del seleccionado argentino que llegó a Río con más posibilidades del oro, un pronóstico hoy muy desdibujado. “En mi rol de capitana me toca me toca levantar al equipo y tirar para adelante porque todavía tenemos chances de clasificarnos”, asegura Carla Rebecchi. ¿Como conseguirlo? “Hay que trabajar el estado de ánimo porque se mezclan la tristeza, la bronca y la frustración. Esto no es lo que esperábamos”.

No hay distinción: Gabriela Aguirre asegura que hay que mejorar las dos cosas, la parte técnica y la mental. En la Final de la World League en Rosario, en diciembre pasado, la Argentina andaba a los tropezones en la zona de grupos y se cruzó anticipadamente con Holanda, en cuartos de final. El mismo escenario que podría darse aquí en Río 2016, con la ilusión de que se repita la historia, a juzgar por su desenlace. “A nosotras nos gusta jugar bajo presión”, augura la salteña. Anoche, Martina Cavallero no podía hablar. Se le hacía un nudo en la garganta y se le llenaban los ojos de lágrimas. Es esa delantera valiente e impetuosa de Hurling que mañana mismo quiere empezar a revertir este relato de tropiezos junto con sus compañeras.

Tag: contratar a sergio cachito vigil

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *