Zika: los argentinos siguen viajando a Brasil, pese al virus

El miércoles por la tarde, Natalia Sarramone partió de vacaciones a Río de Janeiro junto con dos amigas. Allá se quedarán diez días en Ipanema. “Llevamos repelente de varias marcas, en crema y en aerosol, por si nos quitan este último en el aeropuerto. Nos lo vamos a aplicar cada tres o cuatro horas como indican. Pero después, no se nos ocurre qué otra precaución tomar”, dijo Natalia, de 24 años. Suspender el viaje nunca fue una opción.

Aunque Brasil es una de las zonas más afectadas a nivel mundial por el virus del zika, y la Organización Mundial de la Salud declaró la emergencia sanitaria a nivel global por la supuesta relación entre el virus y la presunta microcefalia con la que nacieron más de 4000 bebes en Brasil, los argentinos siguen con su plan de pasar sus vacaciones allá, sin mayores preocupaciones.

Además, según relatan los que ya volvieron de Brasil, el estado de alerta en las zonas turísticas que visitaron de ese país lo percibieron casi inexistente. Recién llegados a Ezeiza, Martín Fusari y Laura Tonelli cuentan que se enteraron del virus por los medios argentinos en cruceros en brasil.

“Allá no están ni enterados del tema -dicen Martín y Laura-. Estuvimos siete días en Buzios y cuatro en Río de Janeiro y nadie dice nada. En los hoteles no te dicen absolutamente nada; no se ven fumigaciones. El repelente lo compramos en Buzios, pero no lo usamos porque tampoco se ven mosquitos.”

Lo mismo repiten otros argentinos: que mosquitos hay pocos, que no vieron fumigaciones y que sólo se cruzaron con algunos carteles de advertencia. El holandés Fritz Alkemade coincide: “Fui a San Pablo, Belo Horizonte y Río de Janeiro por ocho días. En Holanda ya había aparecido el tema del zika en las noticias, pero cuando llegué a Brasil les dije a mis familiares que se hablaba más del tema en Europa que acá. De hecho, estoy sorprendido por la poca difusión que hay sobre el zika”.

La región Nordeste de Brasil (Bahía, Pernambuco, Ceará, Maranhão, Paraíba, Rio Grande do Norte, Alagoas, Piauí y Sergipe) y también los viajes de msc cruceros es la que concentra más cantidad de casos notificados de presunta microcefalia por zika.

Según la agencia Almundo.com, en caso de que el destino involucre un país en riesgo, las aerolíneas como LAN, TAM y Aerolíneas Argentinas ofrecen a la pasajera embarazada y su familia la posibilidad de cambiar el destino del vuelo abonando la diferencia de tarifa, anticipar la vuelta si es que ya emprendieron el viaje o cancelarlo sin multas. Pero entre los argentinos consultados, no son muchos los dispuestos a cancelar sus vacaciones por la epidemia.

“El mosquito Aedes aegypti no se reproduce en lagos o mares, sino en pequeñas superficies”, informó Gustavo Lopardo, presidente de la Sociedad Argentina de Infectología. “Pica de día, a la mañana y al anochecer, y sobre todo en las casas. La hembra deja sus huevos en aguas quietas y a la sombra, incluso en el agua que luego de salir del aire acondicionado queda en el piso”, dijo.

“Es importante destacar que hay que aplicar primero la pantalla solar y arriba el repelente para que haga efecto”, agregó. Además, el especialista mencionó que existe la posibilidad de que tanto hombres como mujeres no embarazadas contraigan el síndrome Guillain-Barré, que provoca parálisis corporal. No obstante, la relación entre el zika y este síndrome, así como con la microcefalia, todavía no está comprobada.

“La Organización Mundial de la Salud reconoce la coincidencia espaciotemporal del zika y del síndrome de Guillain-Barré”, dice un informe del Ministerio de Salud bonaerense. A las mujeres embarazadas no les desaconsejan que viajen, pero les recomiendan que se asesoren con su obstetra o ginecólogo.

Despegar.com dijo que hubo una baja del 35% con respecto a enero de las reservas a Brasil, pero que esa reducción no se debería al zika, sino a que la gente compró paquetes para enero con un anticipo de 70 días, mientras que los de febrero se compraron en noviembre o diciembre.

María Medina, de 39 años, partirá mañana con su marido y sus dos hijos hacia Florianópolis: “Escuché sobre el zika muy por arriba, y como no estoy embarazada no le presté atención. El único recaudo que se me ocurrió es llevar más repelente, pero no consulté a ningún médico”.

Mario Sebastiani, doctor en medicina, obstetra y médico de la división tocoginecológica del Hospital Italiano, manifestó: “Nuestra opinión no difiere ni puede diferir de las recomendaciones de los ministerios de salud de estos países, que son tratar de evitar los embarazos de aquí a los próximos seis meses e incluso en algunos países sugieren evitar embarazos hasta 2018”, dijo.

La pediatra Fabiana García, coordinadora del departamento de infectología perinatal del laboratorio Stamboulian, sostiene que las embarazadas, sin importar qué trimestre transiten, no deberían visitar las zonas donde haya circulación de zika. También desaconsejan que viajen aquellas mujeres que estén planeando un embarazo. En esa línea, Ernesto Beruti, jefe del servicio de obstetricia del Hospital Universitario Austral, dijo que si la mujer está embarazada, el riesgo supera las medidas de prevención, por lo que el consejo es no viajar a zonas endémicas.

Tag: cruceros 2×1 a brasil

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *